lunes, 8 de diciembre de 2008

MARCEL DUCHAMP DE REGRESO A BUENOS AIRES

Marcel Duchamp nació el 28 de julio de 1887 en Blainville-sur-Crevon, un pequeño pueblo de Ruan, en el noroeste de Francia. Este artista francés, nacionalizado norteamericano, es uno de los creadores más destacados del arte del siglo XX.
Amigo de Picasso, Matisse y Braque, se distanció de ellos cuando presentó una obra que revolucionó el mundo intelectual de su época: un urinal de porcelana, que había comprado con unos amigos en la calle y que fue presentado como obra de arte. A comienzos de 1917, Duchamp bautizó ese urinal con el título Fuente y lo envió para que integrara el conjunto de obras expuestas en la Exposición de los Independientes, una muestra sin jurados ni premios organizada en París. A partir de esa iniciativa de Duchamp, se disparó una gran polémica acerca de la definición de ‘obra de arte’.
“¿Puede uno hacer una obra que no sea una obra ‘de arte’?”. A 91 años de aquel suceso, Fundación Proa retoma esa reflexión para presentar la primera exhibición individual de Marcel Duchamp en Latinoamérica. Durante toda su vida, Duchamp se preguntó si un objeto cualquiera, que tuviera su firma y se expusiera en un museo, podía considerarse una obra de arte. Esa pregunta nunca obtuvo una respuesta. Y allí radica la revolución de su pensamiento. En sintonía con esa reflexión, nacieron sus objetos readymade, que consisten en la combinación o disposición arbitraria de objetos de uso cotidiano, tales como un perchero o un portabotellas, pero que adquirían una entidad nueva e inusitada al estar descontextualizados y alejados de su función primaria.
La vida de Marcel Duchamp fue muy agitada. Entre 1918 y 1919, aparentemente escapando de la guerra, Duchamp vivió en Buenos Aires. De su estadía se tiene poca información: sólo algunos datos que surgen de cartas enviadas a amigos, colegas y familiares. Cuando supo que la guerra había terminado, regresó a París.

Marcel Duchamp formó parte del grupo de los surrealistas y, con su heterogénea figura, transitó distintas disciplinas artísticas. Nunca quiso ser encasillado en una sola actividad y fue innovador en cada uno de sus roles: como escultor, curador, pintor, diseñador, tipógrafo y gestor cultural. Fue amigo personal del pintor, fotógrafo y escritor Man Ray, quien lo retrató en varias ocasiones. Una de sus fotografías más conocidas es la que muestra a Duchamp travestido de mujer, tomada en 1921. En la década del ‘40, impulsado por la voluntad de querer reunir imágenes de toda su producción, inició la reproducción en miniatura de todas sus obras y las ubicó dentro de una pequeña valija de viaje, dando origen al concepto de “museo portátil”. A mediados del siglo XX, cuando el arte comenzó a recorrer nuevos caminos, la figura de Marcel Duchamp cobró cada vez mayor trascendencia. Fue él quien inauguró un nuevo concepto de artista: aquel que cuestiona la materialidad de la obra. Y hoy, ése es el concepto con el que buscan identificarse los artistas contemporáneos.
En la década del ’60, fue amigo y guía de artistas como Andy Warhol y John Cage, quienes lo adoptaron como modelo en su búsqueda de nuevos caminos artísticos. Su influencia fue crucial para el desarrollo del dadaísmo, el surrealismo, el Pop Art y el arte conceptual, tendencias claves del arte del siglo XX. Incluso en la actualidad, Duchamp sigue siendo el artista de referencia que avala las nuevas expresiones artísticas.
Marcel Duchamp murió a los 81 años en Neuilly-sur-Seine, París, el 2 de octubre de 1968. Respetando su voluntad, en su lápida del cementerio de Ruan se grabó la siguiente leyenda: “Por otra parte, los que mueren son siempre los demás”. Luego de su muerte, en Estados Unidos y Europa se presentaron importantes retrospectivas, como las que realizaron el Philadelphia Museum of Art, la Tate Gallery y el Centre Pompidou.
A 40 años de su fallecimiento –y 90 años de su estadía en Buenos Aires–, Fundación Proa presenta por primera vez en Latinoamérica una exposición individual de Duchamp. La muestra Marcel Duchamp: una obra que no es una obra “de arte” , curada por Elena Filipovic, se podrá visitar en la nueva sede de Fundación Proa en La Boca desde el 22 de noviembre de 2008 hasta el 1º de febrero de 2009.
http://www.proa.org/exhibiciones/futura/40anios.html



No hay comentarios: